Compartir

Cataluña era uno de los puntos claves en el primer mensaje de Felipe VI en Nochebuena como monarca. Un discurso que ya ha tenido reacción del máximo mandatario de la comunidad autónoma implicada, Artur Mas. “Ese día habrá el respeto de fondo que hace falta entre naciones”, ha asegurado en su intervención tras la ofrenda floral a la tumba del expresidente de la Generalitat Francesc Macià, en la que ha reconocido que no pudo seguir en directo el discurso del Rey y que lo ha conocido a través de los medios de comunicación.

Artur Mas ha sostenido que el reconocimiento explícito por parte de Felipe VI de que existe un problema en la relación entre Cataluña y el resto de España “es la primera condición para intentarlo resolver“, y ha subrayado que el debate soberanista ya forme parte del discurso del Rey cuando hace dos años, ha dicho, se menospreciaba.

“Eso ya es un reconocimiento de que el Estado tiene un problema y un reto con Cataluña, cuando hace dos años lo ignoraban cuando no lo menospreciaban“, ha añadido, y ha precisado que el problema no es entre Cataluña y el resto de España, sino de Cataluña con el Estado.

Aun así, ha advertido de que el respeto de fondo es “que a nadie se le obligue a vivir de una forma en la que no quiere vivir”, por lo que ha argumentado que la muestra de ese respeto debe pasar por que los catalanes expresen libremente qué futuro quieren para Cataluña.

El presidente catalán ha lamentado que por ahora no exista es respeto y cada intento que hace Cataluña por decidir su futuro “es sistemáticamente boicoteado por las instituciones del Estado y el Gobierno español”, pero ha avisado de que la Generalitat seguirá trabajando para ejercer el derecho a decidir.

Ha remarcado que en Cataluña existe una amplia mayoría a favor del derecho a decidir en el Parlament, en la sociedad -ha destacado las movilizaciones de los últimos años- y en los ayuntamientos: “Cuando tienes todo eso, tienes todo lo que hace falta para reclamar que se te deje ejercer con libertad ese derecho a decidir tu futuro político”.

ERC NO SE TOMA BIEN EL MENSAJE DE FELIPE VI

El portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, ha replicado este jueves al Rey Felipe VI de que nadie puede dar “lecciones de convivencia” a los catalanes, después de que el monarca mostrase su preocupación por que se puedan producir fracturas emocionales, desafectos o rechazos entre familias, amigos o ciudadanos por el proceso soberanista.

“Nadie tiene que darnos lecciones de convivencia, aunque lleve corona”, ha advertido en declaraciones a los periodistas tras realizar la ofrenda floral en la tumba del expresidente de la Generalitat Francesc Macià, donde ha pedido al Rey que autorice un referéndum en Catalunya si realmente defiende la convivencia.

Bosch -que también es candidato de ERC a la Alcaldía de Barcelona- se ha referido también a la parte del discurso del Rey que trató sobre la corrupción, y ha considerado irónico que Felipe VI pida que no haya trato de favor a cargos públicos “cuando él es un cargo elegido de por vida legalmente irresponsable”.