Compartir

Los restos del joven fueron hallados en un basurero de Cocula. Previamente, y a través de redes sociales, estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos dieron a conocer la noticia. “Hoy le confirmaron los peritos argentinos a mi padre que los restos me corresponden”, según hicieron saber en un mensaje escrito usando la voz del estudiante desaparecido. “Compañeros a todos los que nos han apoyado soy Alexander Mora Venancio. A través de esta voz les hablo, soy uno de los 43 caídos del día 26 de Septiembre en manos del narcogobierno”, se lee. “Fue con un fragmento de hueso como se confirmó la coincidencia con el ADN. Ya le dieron la información al papá de Alexander, pero una comisión de estudiantes y maestros se trasladaron al Pericón, la comunidad de donde es la familia, para darles detalles”, señaló el profesor.

Los estudiantes desaparecieron durante una carga policial ordenada por el entonces alcalde de Iguala, Jose Luis Abarca y su esposa, Maria Ángeles Pineda -de la que se sospecha como gran instigadora del incidente, dado que los estudiantes desaparecidos se disponían a boicotear un acto de su campaña a la alcaldía-. Se cree que los desaparecidos habrían sido después entregados a un escuadrón de la muerte ligado al narcotráfico. En el ataque fallecieron seis personas.

El exalcalde de Iguala, José Luis Abarca Villanueva, responsable junto a su esposa María de los Ángeles Pineda de la desaparición de los estudiantes, contaba a su servicio con una “guardia pretoriana” formada por hasta un centenar de elementos armados, según ha informado el diario mexicano La Jornada.

Se trata de un grupo que actuaba bajo sus órdenes y las de su esposa, cuyos integrantes no estaban registrados en el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), según ha informado su secretario Jorge Carlos Hurtado al rotativo. “No tengo la cifra exacta, pero eran entre 90 y 100 elementos”, señaló Hurtado en una entrevista. La investigación se centra ahora en si Abarca había creado esta fuerza usando fondos públicos procedentes del Gobierno federal mexicano en forma de subsidios.

Tanto Abarca como su esposa  están detenidos junto a 22 policías de Iguala por el ataque contra los estudiantes de Ayotzintapa, el pasado 26 y el 27 de septiembre. El secretario no tiene intención de cambiar la política actual de subsidios a pesar de casos como el de Iguala. Sin embargo, recuerda la inminente puesta en marcha de la reforma de seguridad propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto por la que se endurecerán las condiciones de entrega, así como el uso posterior, de los subsidios.