Compartir

El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda (PP), ha llamado “idiotas” a quienes han comparado la valla que separa Melilla de Marruecos para frenar la inmigración con el Muro de Berlín, de cuya caída se cumplieron 25 años el 9 de noviembre.

A pregunta de los periodistas, Imbroda ha criticado de este modo las semejanzas que están haciendo muchos medios, tanto nacionales como internacionales, al comparar la valla de Melilla con el muro de Berlín, aunque hayan matizado que la alambrada de Melilla, a diferencia del muro alemán que separó a compatriotas, sirve para frenar la entrada ilegal de inmigrantes.

El presidente melillense ha dicho que la alambrada que recorre los diez kilómetros de perímetro fronterizo “no tiene nada que ver con el Muro de Berlín” al destacar que “la valla de Melilla no separa a compatriotas ni a la dictadura de la democracia” sino que su misión es impedir la entrada ilegal de inmigrantes.

En cualquier caso, ha dicho a quienes hacen esa semejanza desde Alemania, Francia o cualquier otro país, él propondría que se dejaran entrar a todos los inmigrantes que deseen y “llevarlos en barco a quienes dicen estas idioteces”.

Imbroda, no obstante, ha asegurado que los primeros países que no quieren una inmigración ilegal son los de la Unión Europea, “por eso están muy vigilantes a todo lo que pasa aquí y cualquier modificación que haga España de la Ley de Extranjería”.