Compartir

Pedro Sánchez no tiene pensado vender sus acciones en Repsol. Así lo ha asegurado el secretario general de los socialistas durante una Asamblea Abierta organizada en Madrid con motivo de sus cien días como líder del PSOE, cuando una joven, que ha avisado de que le iba a dar “caña”, le ha preguntado por sus valores en Repsol y en Red Eléctrica y, cuestionando la conveniencia de que un diputado sea accionista de una empresa privada, ha recordado que los socialistas criticaron las acciones de Miguel Arias Cañete cuando se le propuso como comisario europeo.

Sánchez ha subrayado que Red Eléctrica es una compañía pública y ha explicado que en Repsol tiene “sólo cien acciones”. De hecho, ha bromeado asegurando que, cuando lo hizo público al presentar recientemente su declaración de bienes, en las redes sociales dijeron que era “poco menos que un pringado”, porque sólo le han rentado unos 350 euros. “Tampoco es tanto”, ha apuntado.

“NADA TIENE QUE VER” CON CAÑETE

Dicho esto, el líder del PSOE ha subrayado que “nada tiene que ver” que él sea un “pequeñísimo accionista” de una empresa “enorme” como Repsol con la situación de Cañete, que es “propietario de una compañía petrolífera”. “Está bien la crítica, la acepto, pero no se puede equiparar mi caso al de un personaje como Cañete, que es dueño de compañías petrolíferas, nada que ver”, ha recalcado.

Y ante la repregunta de la joven, que ha insistido en saber si se va a deshacer de sus acciones, ha respondido: “Lo que voy a hacer es comprar deuda pública española. ¿Con eso te vale?”, ha dicho, bromeando.

En cualquier caso, Sánchez ha recalcado que le parece “curioso” que cuando los políticos hacen un ejercicio de transparencia como ahora han hecho los socialistas, la gente critica “cosas que ven, que no son tanto”, en lugar de fijarse en que es una apertura que otros políticos no hacen. El PSOE, ha recalcado, lo que ha hecho es un “striptease integral” de su situación patrimonial, de bienes e intereses.

Según su declaración personal publicada el pasado 9 de octubre, junto a la de toda su Ejecutiva, Sánchez tiene 177 acciones en Repsol por 3.309,9 euros y otras 235 en Red Eléctrica, con un valor de 15.834,3 euros.