Compartir

Amber Vinson, una de las dos enfermeras estadounidenses contagiadas por ébola, ya ha superado el virus, por lo que ha salido del aislamiento del Hospital Emory de Atlanta, en el que ha recibido el tratamiento. 

Los familiares de la enfermera de 29 años, han explicado a través de un comunicado: “Estamos encantados de anunciar que, desde ayer por la tarde, los especialistas del Emory y de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades ya no detectan el virus en su cuerpo”. 

Aunque tras conocerse los resultados negativos de las pruebas ha sido retirada del aislamiento, la familia de la joven también ha informado de que por el momento deber “permanecer en tratamiento en la unidad de enfermedades contagiosas graves del centro”. 

Amber Vinson fue hospitalizada hace dos semanas al Emory, tras contagiarse por ébola en Hospital Presbiteryan de Dallas mientras atendía al liberiano Thomas Eric Duncan, que falleció a causa del virus. 

Su recuperación se suma a la de Ashoka Mukpo, un cámara de 33 de la NBC, que contrajo el virus en Liberia y que ha superado la enfermedad tras dos semanas de tratamiento en un hospital de Nebraska. 

Nina Pham, la otra enfermera infectada por el virus del ébola mientras atendía a Duncan sigue ingresada y recibiendo tratamiento del Instituto Nacional de Salud de Maryland. La joven, al igual que su compañera, va camino de recuperarse, ya que según han informado los médicos que le tratan su estado de salud ha evolucionado de “estable” a “bueno”. 

Según declaraciones que recoge RTVE, el presidente Barack Obama asegura estar “cautelosamente optimista” ante la posibilidad de que surjan más casos de ébola en el país.