Compartir

La auxiliar de enfermería, Teresa Romero, ha reducido la carga viral del ébola a cero, según ha mostrado el primer test realizado a la paciente, quien parece haber vencido la gran batalla a esta enfermedad letal. La segunda prueba PCR se le realizará durante el día de hoy y se espera que si da negativo pueda darse como completamente curada.

La enfermera llevaba unos días mostrando indicios de mejora y había empezado a consumir productos líquidos. A pesar de todo, sus pulmones son la parte del organismo que más tiene dañada pero se espera que no le queden secuelas tras la recuperación. Todos los sanitarios que han cuidado de ella están siendo prudentes hasta ahora, a pesar de que la carga viral de Teresa es inexistente.

Las expectativas del futuro de Teresa Romero son muy optimistas. Debido a su edad, 44 años, no creen que le queden en el organismo secuelas del virus y sus órganos irán recuperándose lentamente una vez que se confirme que el ébola está totalmente eliminado.

La enfermera permanecerá ingresada sin recibir el alta aunque de negativo en las próximas horas a la segunda prueba del virus porque deberá estar bajo supervisión por si hubiera complicaciones. También tendrá que recuperarse a nivel físico y aumentar de peso y masa corporal para que su físico pueda seguir adelante día a día.

Los anticuerpos generados por Teresa podrían convertirla en una donante de plasma al haber superado la enfermedad. En cuanto al riesgo de transmisión de la enfermedad, a pesar de que sea cero la presencia del ébola, advierten que aún hay que tomar precauciones.