Compartir

Suazilandia ha anunciado que a partir de ahora tiene previsto subvencionar la virginidad, pagando 200 rands mensuales (unos 14 euros) a las jóvenes que no mantengan relaciones sexuales.
Esta polémica medida tiene como objetivo frenar la expansión de VIH en el país, tal y como ha informado el diario sudafricano 'Daily News'. 

Este programa para premiar la abstinencia sexual ya ha sido aprobado por el rey de Suazilandia, Mswati III. Además, el dinero para pagar esta subvención se obtendrá de los fondos del Banco Mundial, dado el estado de pobreza que sufre el país. 

El encargado de supervisar que las jóvenes cumplan esta medida y no mantengan relaciones sexuales será el Consejo Nacional de Respuesta de Emergencia cobre el VIH y el Sida de Suazilandia, aunque por el momento no se han explicado los detalles sobre cómo se efectuará el control. 

Esta iniciativa pretende reducir el contagio del sida en uno de los países con la tasa de infección más alta de todo el mundo. Con esta medida, según anuncia el diario sudafricano 'Independent Online', también se perseguiría dar apoyo económico a las niñas y adolescentes, que en muchas ocasiones se ven obligadas a ofrecer servicios sexuales para poder vivir. 

“El gobierno pagará indemnizaciones a las niñas para que tengan dinero para comprar lo que necesiten y así puedan rechazar el dinero de aquellos que se lo ofrecen a cambio de sexo”, ha asegurado Thabsile Dlamini, un trabajador sanitario. 

Según han revelado diferentes estudios, las mujeres de Suazilandia que tienen mayor riesgo de infección de VIH son las comprendidas en la franja de edad de entre 18 y 24 años. 

Tras conocerse la medida, no son pocos los rumores que han apuntado a que el verdadero objetivo era conseguir una generación de “vírgenes libres de VIH” para convertirse en futuras esposas del Rey Mswati III, que actualmente tiene 15 mujeres.