Compartir

La primera habitación en la que Teresa R. permaneció ingresada en el Hospital de Alcorcón, antes de ser trasladada, continúa sin limpiarse y el Ministerio de Sanidad ha contratado a otra empresa porque la adjudicataria actual “no está capacitada”. Dos días después, las zonas por las que pasó la enfermera contagiada por ébola no están desinfectadas.

El mismo día del traslado, varias enfermeras entraron en dicho box y en las estancias delimitadas donde había sido atendida la auxiliar. Según publica el diario El Mundo, no tenían formación ni información de cómo manipular una zona de alto riesgo de contagio.

La empresa que iba a hacer la limpieza, Samyl S.A. no puede desempeñar tal función, según apunta el mismo ministerio porque no tienen “instrucción necesaria” para abordar dicho trabajo.

La empresa Ferrosel ha comenzado esta misma noche a desinfectar las zonas del Hospital de Alcorcón en las que estuvo Teresa R. según ha señalado una portavoz de la Consejería de Sanidad al diario El Mundo.