Compartir

“El mal llamado “tren de la libertad” en el que algunas mujeres reclamaban “el derecho a decidir matar inocentes”; este tren, como los trenes de Auschwitz que conducían a un campo de muerte, debería llamarse, no el “tren de la libertad” sino, el “tren de la muerte”, del “holocausto” más infame: la muerte directa y deliberada de niños inocentes no-nacidos.

Estas incendiarias palabras corresponden al obispo de Alcalá de Henares, que no ha podido contenerse tras la paralización de la reforma de la Ley del Aborto. Juan Antonio Reig Plá, además, ha cargado duramente contra el PP al que ha acusado de estar “ideológicamente influido por el feminismo e infectado por el lobby LGBTQ.

El obispo de Alcalá también ha lanzado un dardo envenenado al máximo dirigente socialista, Pedro Sánchez, al que ha calificado de “falto de rigor intelectual ante la dignidad de la vida humana” y se ha asombrado por “denunciar la violencia contra los animales y no la violencia criminal contra dos millones de niños abortados”.