Compartir

Manifestantes de los llamados 'provida' se concentraron ayer por la noche frente a la sede del PP en la calle Génova de Madrid para protestar contra la retirada de la reforma de la ley del aborto. El Gobierno dio a conocer la noticia y unas horas más tarde se hacía oficial la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

La falta de consenso sobre los puntos del anteproyecto de ley ha sido decisiva en la definitiva marcha atrás de Rajoy. “Asesinos, mentirosos, traidores”, son sólo algunos de los insultos que ayer se podían escuchar frente a la sede del PP. Unas 150 personas aproximadamente, anónimas, de asociaciones antiabortistas, o pertenecientes a instituciones religiosas, mostraron ayer su indignación mientras que otra parte de la ciudadanía celebraba que, finalmente, no se haya abolido la ley de Zapatero.

“Un aborto más, un voto menos” fue el lema que marcó esta concentración, no comunicada a la Delegación de Madrid, en la que vitorearon a Gallardón e increparon a Rajoy. El día de ayer se cierra con una vida política menos y con la llegada de Rafael Catalá a las filas de los populares en sustitución del exalcalde de Madrid.