Compartir

Además, la presidenta de la Sala, Ángela Murillo, ha suspendido de momento la vista ya que cuando iba a proceder al interrogatorio de los acusados estos se han levantado con carteles con la leyenda en euskera “resolución sí” y todos ellos con camisetas con la de “Libre. De la solidaridad al compromiso”.

La magistrada ha explicado que ordenaba la detención y el ingreso en prisión de los cinco acusados ausentes al existir riesgo de fuga como lo demuestra su incomparecencia en el juicio. Se trata de los acusados Xabier Arina Etxarte, Imanol Salinas Ijurko, Irati Tobar Eguzkitza, Jacint Ramírez Cruz e Igarki Robles Martines del Campo.

La presidenta del tribunal ha suspendido la vista y ha advertido a los acusados que cualquier desacato provocará dilaciones en la reanudación. “Nos quedamos aquí hasta la noche si hace falta”, ha dicho. Los 23 jóvenes han abandonado la sala entre los aplausos de sus compañeros y familiares.

El entorno abertzale ya había anunciado que varios de los acusados no acudirían al juicio y permanecen acampados en Azpeitia, en la explanada del Monasterio de Loiola, en un nuevo pulso a la Justicia, con un muro de apoyo como ocurrió en Ondarroa y en San Sebastián.