Compartir

Los 'okupas', que repartían comida a los vecinos pero sólo a los españoles, habían bautizado el edificio como 'Hogar Social Ramiro de Ledesma'. El miércoles les llegó la orden judicial de desalojo, pero anunciaron que la recurrirían.

No obstante, el diario 'La Razón' avanzó el jueves que un empresario les había ofrecido otro edificio para que pudieran abandonar ese. Los propios 'okupas' han escrito un cartel afirmando “No nos echan, nos vamos a un sitio mejor”, según testigos.

Hay que recordar que la subdelegada del Gobierno María del Mar confirmó hace dos días que se procedería a desalojar el edificio ocupado por jóvenes de ideología fascista a través de una orden judicial, pero no determinó una fecha concreta y se ha limitó a declarar que “será en breve”.

La Policía Nacional presentó ante el juez el pasado 9 de septiembre un informe en el que fundamentaba la necesidad de que la preceptiva orden judicial se dictara con carácter de urgencia. Una vez dictada la orden de desalojo, imprescindible para actuar en el inmueble.