Compartir

Emilio Botín ingresó en el Banco Santander en 1958, desempeñando varios cargos. Seis años más tarde fue nombrado director general y en 1986 presidente, sucediendo a su padre. La entidad es hoy el primer banco del país con una capitalización bursátil superior a los 90.000 millones de euros y su figura ha pasado a ser reconocible en todo el mundo al mismo ritmo que el banco que capitaneó con mano de hiero se convirtió en un banco global.

Esa relevancia da paso en las redes sociales a un verdadero debate sobre una figura capital en la modernización de España, su desarrollo y la actual configuración del sistema financiero de nuestro país. Uno de los primeros en expresar sus condolencias era el ex campeón del mundo de Rallys español, Carlos Sáinz, como merece la afición del banquero fallecido al deporte del motor en sus múltiples facetas. Así, en la cuenta Carlos Sainz, ‏@CSainz_oficial, comentaba poco antes de las 09:20 de la mañana: “Ha muerto Emilio Botín , mi más sentido pésame a toda la familia”.

Fernando Alonso, campeón del mundo de Formula 1 y uno de los deportistas que lleva el sponsor del Banco de Santander dijo :  “Emilio y yo planeábamos otra vuelta en bici en Singapur… Nos deja un amigo”.

Desde el ámbito económico, los principales medios de nuestro país, agencias e incluso la competencia bancaria han expresado sus condolencias a la familia Botín. Figuras como Emilio Ontiveros, resumían así la importancia de su figura en España: “Botín se propuso hacer de un banco casi provincial uno de los mayores bancos del mundo”.

Casimiro García-Abadillo, director de El Mundo y periodista económico, aseguraba que “con Botín desaparece un banquero que rompió moldes y convirtió a Santander en el primer banco de la zona euro”.

Y por supuesto no faltaron las frases duras como las de Ada Colau, que la lió en Twitter con este comentario: “Botin ha muerto sin ser juzgado ni devolver lo robado. Que nadie se confunda: su banco mantiene la deuda y no pararemos hasta cobrarla! No para ahí. Tras recibir numerosas críticas, Colau justifica su posición: Durante 5 años he vivido d cerca el dolor y desesperación d miles d familias estafadas x Botín y sus secuaces. No callaré el día d su muerte”.

En el mismo tono, la periodista Maruja Torres comentaba en su cuenta: Muere Emilio pero queda el Botín.

BANCO DE ESPAÑA EMITE UN COMUNICADO

Por su parte, el Banco de España ha emitido el siguiente comunicado:

“El Banco de España quiere expresar su profundo pesar por el fallecimiento de Emilio Botín, presidente del Banco Santander.
Durante su presidencia, a la que accedió en 1986, el Banco Santander emprendió una política de expansión y diversificación dentro y fuera de España, que ha llevado a la entidad a ser, por su volumen de activos, el primer banco español y una de las mayores entidades del mundo, con una muy destacada presencia en, entre otros países, Reino Unido, Brasil, México, EE.UU., Portugal y Chile.

El Banco de España desea transmitir a su familia y al Consejo de Administración de la entidad sus más sinceras condolencias por esta pérdida, así como su reconocimiento por la extraordinaria labor desarrollada por Emilio Botín al frente del Banco Santander durante décadas. Con su muerte, desaparece una figura excepcional en el sistema financiero internacional, que supo unir siempre los intereses de su entidad con el servicio y el respeto a los intereses generales de España”.