Compartir

Las elecciones europeas del pasado 25 de mayo significaron un cambio en la forma de hacer política en España. La llegada a la escena pública de Podemos- que cosechó un gran resultado con 1.200.000 votos- alteró las actitudes del resto de formaciones, que se vieron en gran parte afectadas por el denominado 'fenómeno Pablo Iglesias'.

Un fenómeno que si hacemos caso a las apuestas va a más. Eso al menos es lo que señala la encuesta que publica el diario 'El Mundo'. En ella, la nueva formación de izquierdas se queda a tan sólo unas décimas del principal partido de izquierdas, el PSOE, al que la llegada de Pedro Sánchez no parece haberle retribuido ningún beneficio electoral.

La gran damnificada de ese gran resultado de Podemos sería Izquierda Unida, según la encuesta de Sigma Dos. La formación política que encabeza en la actualidad Cayo Lara, pero que podría preparar una rejuvenización del partido para las elecciones de 2015, se dejaría dos puntos respecto a los comicios de 2011.

En esta tesitura de lucha por liderar la izquierda, el Partido Popular sigue siendo el grupo más votado y el que ganaría las elecciones si éstas se produjeran a día de hoy. Mariano Rajoy conseguiría el 30% de los votos, un resultado que supone 14 puntos menos que en los comicios en los que el líder del Ejecutivo llegó al poder. 

Sin embargo, desde Génova ven muy positivo que ese mismo sondeo arroje que el PP haya subido su intención en cuatro puntos- desde el 26% al 30%- desde las elecciones europeas hasta el día de hoy.

Queda aún, eso sí, mucha tela por cortar…