Compartir

El diario jordano A-Ghad informó de una reunión secreta hace pocos días en Ammán entre el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu y el presidente palestino. Ese encuentro finalizó con la exigencia de Abu Mazen a Israel para que aclare su posición sobre las fronteras definitivas de cara a la creación del Estado palestino. En el horizonte, avisa, su plan para acudir a la ONU. Y el 'sueño' de volver a las fronteras de 1967.

Asimismo, criticó al grupo islamista Hamas por no haber aceptado en la primera semana del enfrentamiento con Israel en Gaza, la misma propuesta de tregua que finalmente aprobó 50 días después. “La única diferencia fueron las pérdidas y sufrimiento causados”, lamentó en una entrevista a la televisión palestina.

Pero esas declaraciones de Abu Mazen crearon una gran confusión y revuelo ya que en la primera versión de la agencia Maan, se decía que Netanyahu “aceptó el establecimiento del Estado palestino y me ha dicho que sólo queda que los negociadores delimiten en detalle las fronteras de 1967“.

Otros medios, sin embargo, aclararon posteriormente que se refería a Estados Unidos y no a Netanyahu. El líder conservador israelí acepta la solución de dos Estados pero nunca ha apoyado volver a las fronteras previas a la guerra del 67.  Y la oficina del primer ministro israelí negó haber dado el consentimiento sobre las fronteras del 67 y que se haya reunido con Abu Mazen en los últimos días.

Tras contribuir de forma significativa en la mediación de la tregua en Gaza, Abu Mazen pedirá al Consejo de Seguridad de la ONU que marque un calendario detallado para el fin de la ocupación en Cisjordania y la creación de un Estado palestino.