Compartir

Rita Barberá, la alcaldesa de Valencia, ha retirado su coche 23 años de abandonarlo en el aparcamiento del ayuntamiento de Valencia. Se trata de un Lancia matriculado en 1988, que llevaba sin moverse desde 1991, año en el que se proclamó alcaldesa por primera vez.

Según informa 'Eldiario.es', el grupo municipal de Compromís, encabezado por Joan Ribó, se alegra de que finalmente se haya retirado el vehículo, sin dejar de puntualizar que “a cualquier ciudadano de Valencia que hubiera hecho lo mismo, la policía le habría retirado el coche siguiendo la normativa vigente”.

Ribó también señala que ese vehículo “simbolizaba una forma de gobernar de la señora Barberá“. “Me llama también la atención que se haya procedido a retirar el coche durante las vacaciones, con el fin de disimularlo“.

La oposición exige que la alcaldesa deberá resarcir económicamente al Ayuntamiento por haber utilizado de forma fraudulenta el epsacio público durante 23 años.