Compartir

La situación en la Franja de Gaza podría ser algo más tranquila. Al menos, eso es lo que que indican algunos medios hebreos, que se hacen eco de varias fuentes militares y que apuntan a que Israel habría ordenado a su ejército retroceder posiciones de cara a la siguiente fase del conflicto.

Mientras tanto, la ONU ha presentado un llamamiento humanitario para conseguir 369 millones de dólares, qye se destinarán a asistir a la población de Gaza, donde viven 1,8 millones de habitantes.

El llamamiento destaca que todos los residentes de Gaza se ven afectados por las hostilidades de muy diferentes maneras. Por ello, el plan incluye apoyo para el acceso a la salud y al agua, así como para atender las necesidades de los desplazados internos, además de proveer alimentos, mantas, colchones y apoyo psicológico.

La asistencia será suministrada por agencias de Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales locales e internacionales. James Rawley, coordinador de OCHA en los territorios palestinos ocupados, ha apelado a través de un comunicado al “sentido humanitario básico” de los líderes de las partes en conflicto para que detengan las muertes.

Principalmente, la ONU pretende atajar las situaciones generadas por el masivo numero de desplazados y las que surgen a causa de los extendidos daños a la infraestructura“, ha agregado Rawley, que sin embargo advierte de que “los recursos significarán poco si el bloqueo sobre Gaza y la negación de los derechos palestinos continúa”.