Compartir

Beatriz Viana era una de las piezas clave de la Agencia Tributaria. Una tecnócrata con una gran relación con Mariano Rajoy y que pasó a formar parte de esa institución en diciembre de 2011, apenas un mes después de la llegada del Partido Popular al Gobierno.

Sin embargo, desde ese momento fue más conocida por sus palabras que por sus actos. “No sé ni lo que he dicho. Ahora me van a sacar cualquier barbaridad”, dijó, a micro abierto, en una rueda de prensa en referencia al 'caso Bárcenas'.

No fue ese el caso que más le trajo de cabeza sino el de la Infanta Cristina. La Agencia Tributaria, ente del que formaba parte, atribuyó a la hermana de Felipe VI la venta de 13 propiedades a cambio de algo más de un millón de euros. 

Propiedades de las que hubo “errores administrativos”, según el propio Cristóbal Montoro, ya que se produjeron una serie de fallos cometidos por la Agencia Tributaria en la adjudicación de operaciones inmobiliarias que coincidían, de forma sorprendente, al DNI de la infanta Cristina.

Esta situación superó a la propia Viana que presento su dimisión de 'motu proprio' el pasado junio de 2013.

Un verano más tarde, Beatriz Viana encuentra acomodo en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, entidad que preside la popular Elvira Rodríguez, expresidenta de la Asamblea de Madrid. La exdirectora de la Agencia Tributaria, según puede comprobarse en el Boletín Oficial del Estado, ocupará un puesto dentro del consejo decisor de la CNMV.