Compartir

Alrededor de un millar de inmigrantes de origen subsahariano han intentado esta madrugada entrar en Melilla saltando la valla fronteriza, aunque ninguno de ellos lo ha conseguido, según han confirmado a Europa Press fuentes policiales. Se trata del grupo más numeroso que intenta acceder a la ciudad autónoma desde el pasado mes de junio.

El grupo de subsaharianos fue avistado en torno a las 4:00 horas, momento en el que se puso en marcha el dispositivo antiintrusión. Aunque el grupo de asaltantes se ha dividido en dos para dificultar las labores de la policía, no han logrado saltar la valla.

El nuevo intento se produce dos días después de que visitase la ciudad el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, que destacó que la malla antitrepa ha demostrado eficacia para impedir las entradas a través de la valla.

Fernández Díaz anunció también que se van a seguir agilizando los traslados de inmigrantes del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla a la Península por “la sobresaturación” que sufre este centro.