Compartir

En este nuevo giro de los acontecimientos, ls milicias armadas de Hamas habrían iniciado una defensa a pie, metro a metro y enfrentando sus armas ligeras y lanzamisiles a la potente maquinaria bélica terrestre del ejército de Israel. 

En lo que va de conflicto, desde que se iniciaron los ataques israelíes en la Franja, cerca de 8.000 palestinos han dejado sus casas, pero aparte de las escuelas de la UNRWA, los gazatíes no tienen otro lugar para huir. Así, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) elevó a 30.000 el número de palestinos desplazados en Gaza, después de que cerca de 8.000 huyeran de sus casas por miedo a la incursión terrestre iniciada por Israel.

En un comunicado enviado a los medios, el portavoz de la UNRWA en la zona, Chris Gunness, advirtió de que el número de desplazados crece cada hora y reveló que la agencia ha abierto ya 34 centros de acogida para dar refugio seguro a la población civil en toda la Franja. “El número de desplazados a causa de los combates que han buscado refugio en las escuelas de la UNRWA ascendió hoy a 8.000 y va en aumento. Ahora son ya 30.000 las personas que están alojadas”, explicó.

“A causa de la violencia y la inseguridad, particularmente en el sur, los números fluctúan. La UNRWA ahora ha establecido 34 centros de emergencia a lo largo de toda la Franja. Instamos a las dos partes en conflicto a respetar la ley internacional para los civiles en conflicto”, agregó.

El Ejército israelí emprendió anoche una incursión terrestre en Gaza, que como primera consecuencia tuvo un recrudecimiento de los bombardeos en el norte y el sur de Gaza, en particular en las localidades septentrionales de Beit Lahia y Beit Janun. Días antes, y en medio de intensos bombardeos aéreos, Israel avisó a la población de ambas barriadas, calculadas en unas 100.000 personas, que abandonaran sus casas lo que causó un primer flujo de desplazados.

MUERTES CIVILES 

Al menos 65 palestinos han fallecido, entre ellos 15 menores de edad, desde el comienzo este jueves de la ofensiva terrestre de las Fuerzas de Defensa israelíes en la Franja de Gaza, por lo que ya serían 300 los fallecidos desde el comienzo de la operación 'Margen Protector'.

Durante la ofensiva terrestre se han disparado más de 135 cohetes desde Gaza, aunque la mayoría han sido derribados por el escudo de defensa antimisiles israelí. Algunos han impactado en Tel Aviv, aunque no han causado ninguna víctima.

El Ejército israelí israelíes ha asegurado que ha matado a 17 palestinos armados, mientras que otros 21 se han rendido y han sido trasladados para ser interrogados interrogarlos durante su incursión en este territorio costero palestino. Además, un militar israelí ha muerto en lo que parece ser un incidente por fuego amigo.