Compartir

El alcalde de Vitoria, el popular Javier Maroto, está en el centro de la polémica después de unas duras declaraciones contra argelinos y marroquíes de la ciudad, a los que acusa de vivir de las ayudas sociales. “Algunas nacionalidades en nuestra ciudad viven principalmente de las ayudas sociales y no tienen intención de integrarse”. “Vienen a vivir del cuento”, indicó el primer edil de la ciudad alavesa en una entrevista concedida a la Cadena Ser. El número de personas de este colectivo asciende a 6000 (un 2,47% de la población).

El símil que utilizó Maroto para justificar sus palabras lo hizo comparando su situación con la de los españoles que acceden a ese tipo de ayudas sociales. “Personas que han nacido, han trabajado y ahora se ven en una situación difícil. Esto no tiene nada que ver con otros que vienen porque se les ha dicho que se puede vivir aquí con ayudas sociales”, aclaró el político del Partido Popular. 

Según indica elcorreo, Javier Maroto ha criticado en varias ocasiones a los inmigrantes. En el año 2012 los acusó de comprar zapatillas de Prada con los subsidios sociales, en 2013 dudó de las mercancías que se vendían en los locutorios y en junio de este año atacó a una mujer musulmana que se introdujo vestida en la piscina municipal de Gamarra. 

El administrador de la ciudad alavesa también comentó que se había expulsado a más de 3000 ciudadanos que vivían en situación irregular, “les hemos pillado 'in fraganti'. Tenían como objetivo acumular el padrón suficiente para acceder a las ayudas sociales”.