Compartir

Sucedió en California: un agente trata de detener a una mujer de raza negra que caminaba por un arcén en una carretera de California y, como ella intenta zafarse, comienza a propinarle puñetazos sin cesar hasta reducirla al suelo.

Lo increíble es que en el vídeo se ve cómo otro hombre llega y, lejos de ayudar a la mujer, ayuda al policía a terminar de reducir a la maltrecha mujer. 

No es de extrañar que el vídeo se hayan convertido en viral.