Compartir

El dirigente de Izquierda Unida Willy Meyer ha anunciado este miércoles su dimisión como diputado del Parlamento Europeo por la polémica creada por su participación en un fondo voluntario de pensiones del Parlamento Europeo, formalizado a través de una SICAV en Luxemburgo.

La información, que ha causado un revuelo en el seno del partido, fue publicada esta semana por Infolibre y ya había tenido consecuencias: Meyer, quien aseguró desconocer el funcionamiento del fondo, había notificado su renuncia.

No obstante, dentro del propio partido se alzaban voces que pedían su dimisión que, finalmente, se ha producido esta misma mañana.