Compartir

El Rey Felipe VI ha comenzado este viernes su agenda de trabajo celebrando su primer despacho con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, según informaron fuentes de Casa Real.

El despacho ha tenido lugar a las 9.00 horas en el Palacio de la Zarzuela, antes de que el jefe del Ejecutivo presida la reunión del Consejo de Ministros en la Moncloa.

La reunión, que ha durado algo más de una hora, se ha celebrado en el despacho que antes usaba el Rey Don Juan Carlos y que está situado en la primera planta del Palacio de la Zarzuela, que sigue siendo la residencia del anterior monarca y su esposa, Doña Sofía.

Los Reyes Don Felipe y Doña Letizia mantienen su residencia en una casa situada en el mismo complejo de la Zarzuela, pero separada del Palacio, por lo que el nuevo monarca solo ha cambiado de despacho, en el que ya ha hecho algunos cambios.

No obstante, el primer acto oficial del nuevo Rey será el sábado, y consistirá en un encuentro con las asociaciones de víctimas del terrorismo en el Palacio de Zurbano de Madrid.

UN REFERENTE DE EJEMPLARIDAD

Felipe VI adelantó ayer algunos de los ejes sobre los que pretende erigir su monarquía, entre ellos la unidad de Españ o la ejemplaridad de la Corona. Durante su primer discurso como Rey ante las Cortes Generales, Felipe VI ha garantizado que la corona se hará “acreedora de la autoridad moral necesaria para el ejercicio de sus funciones”.

Así, proclamó la “independencia de la Corona, su neutralidad política y su vocación integradora ante las diferentes opciones ideológicas”, que le permiten contribuir a la “estabilidad” de nuestro sistema político, y a facilitar “el equilibrio con los demás órganos constitucionales y territoriales”.

Felipe VI habló en dos ocasiones de una “Monarquía renovada para un tiempo nuevo”. “Y afronto mi tarea con energía, con ilusión y con el espíritu abierto y renovador que inspira a los hombres y mujeres de mi generación”, añadió.