Compartir

La asamblea que se ha celebrado este martes en la Puerta del Sol ha concluido con un llamamiento a la movilización ciudadana hasta el próximo día 18 de junio, cuando según los cálculos provisionales el Príncipe Felipe será proclamado Rey.

La concentración, que se ha iniciado a las 20.00 horas a los pies de la estatua ecuestre de Carlos III, ha finalizado a las 23.00 horas, después de que una treintena de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) hayan procedido a la identificación de los pocos participantes que quedaban celebrando la asamblea popular, alrededor de cincuenta.

Pese a la recogida de datos personales de los manifestantes, uno de los agentes presentes ha asegurado a Europa Press que no va a suponer sanción administrativa ni económica “en ningún caso”.

Más de doscientas personas han asistido a la céntrica plaza madrileña por segundo día consecutivo para participar en una asamblea popular en la que se ha vuelto a reclamar un referéndum para elegir la forma de Gobierno y a favor de una República.

“No podemos dejar la calle hasta el día 18”, han señalado algunos de los participantes, haciendo hincapié en que el próximo sábado día 7 de junio habrá una gran movilización en Sol.
El acto ha comenzado con el protagonismo de los 'mayores' del 15-M, que han desplegado una pancarta en la que se podía leer: “Los mayores en lucha por nuestros derechos”. “Somos mayores, pero no somos sus sumisos”, ha destacado una de las participantes en la asamblea, que ha tachado este proceso de “operación mafiosa” que impide poner fin a la actual “orgía de corruptos”.

“TODOS LOS DÍAS ASAMBLEA EN SOL”

Durante la asamblea, los convocantes que han intervenido han propuesto que todos los días se celebre una asamblea popular en la Puerta del Sol a las 20.00 para criticar lo que llaman un “golpe de mano”, en referencia a la abdicación del Rey en favor de su hijo Felipe.

“Es momento de estar unido y en la calle luchando”, han insistido, animando a todos los que han asistido al acto a organizarse a nivel local para que “cambie el poder”, porque, en su opinión, “la lucha empieza en los barrios”.

En la asamblea, diferentes ciudadanos que se han sucedido el turno de palabra, incluido un niño de diez años, han reclamado el “poder del pueblo”. Asimismo, se han escuchado proclamas clásicas del 15-M y también se han portado banderas republicanas y se han gritado consignas en contra de la Monarquía y a favor de la República.
Además, se han escuchado gritos favor de la libertad de los detenidos en las manifestaciones del 22-M y del derecho ciudadano a decidir.