Compartir

El desencadenante de las protestas que estos días mantienen incendiado el barrio de Sants ha sido el desalojo del centro okupa 'Can Vies', en la  calle Joc Florals de Sants, en Barcelona, el pasado lunes.

Se trata de un edificio propiedad de Transportes Metropilitanos de Barcelona (TMB), 'okupado' desde 1997. El centro llevaba amenazado desde abril después de que una sentencia del Supremo diera la razón a TMB en su intención de recuperar el inmueble.

No obstante, desde el principio se intentó negociar un acuerdo entre el Ayuntamiento y la plataforma que gestiona el barrio, que defiende que se trata de  un espacio integrado en el barrio. Los manifestantes defienden que se mantenga el centro con el modelo con el que ha funcionado en los últimos años: la autogestión. Rechazan los “espacios tutelados por las administraciones”

Ayuntamiento, vecinos y Can Vies, se reúnen de nuevo para trata de alcanzar un acuerdo.