Compartir

Un equipo compuesto por cinco agentes expertos en trata de seres humanos de la Policía Nacional ha viajado esta mañana a Nigeria para colaborar en la búsqueda de las 230 niñas secuestradas en un colegio de Chibok por el grupo terrorista Boko Haram.

Los policías españoles también están especializados en redes africanas y están adscritos a la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) Central de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras. Su base de operaciones estará en la embajada de España con sede en Abuja (Nigeria) y trabajarán junto a expertos de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Israel y China, según han informado fuentes policiales.

La función del equipo policial español es de apoyo técnico y humanitario a los expertos internacionales, así como aportación de información y datos a los investigadores de la UCRIF para poder descubrir la ruta que la organización ha podido seguir y localizar el paradero de las niñas secuestradas.

Uno de los objetivos principales de la Policía es evitar la venta de las menores por parte del grupo terrorista Boko Haram para ser explotadas tanto laboralmente como sexualmente o ser obligadas a contraer matrimonios serviles, sometidas a trabajos inhumanos y en condiciones deplorables que harían peligrar su integridad física y moral.