Compartir

Las imágenes no son aptas para todos los públicos: reflejan la gravedad de una cogida que ha arrancado la vena femoral a David Mora. El torero esperó a portagayola al primer toro de la tarde y el infortunio quiso que el toro lo arrollase con violencia extrema. 

El torero sufrió una cornada de 30 centímetros de profundidad que le ha arrancado la vena femoral. Fue operado durante hora y media en la enfermería y posteriormente trasladado a la UCI de la Clínica Virgen del Mar con pronóstico grave.

No fue el único torero en resultar herido ayer. Antonio Nazaré sufrió una lesión en sus ligamentos y Jiménez Fortes, intervenido en la enfermería.

Por su parte, el malagueño Saúl Jiménez Fortes fue intervenido en la misma plaza  de Las Ventas por dos cornadas de menor gravedad. 

Los hechos llevaron a suspender la corrida. Algo que no ocurría en San Isidro desde hacía 35 años.