Compartir

Santamaría ha hecho esta afirmación en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y preguntada por el comentario del candidato del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, tras su debate en televisión con Elena Valenciano: debatir con una mujer es complicado, ha dicho, porque mostrar superioridad intelectual puede parecer machista.

La vicepresidenta ha asegurado que no quería interpretar desde la sala de prensa de La Moncloa estas palabras ni las respuestas que ha recibido. “Permítanme que sea muy prudente”, ha dicho, pero ha añadido que también ella tiene su “historial” de agravios sin que se haya levantado reacciones.

“Algunas tenemos un historial de haber oído determinadas cosas y que sencillamente nadie dijo nada. Y no han pasado muchos días. Pero no voy a entrar en declaraciones de unos y otros aunque como digo, yo también tengo mi historial y mi manera de ver estas cosas y me llama la atención algunas cuestiones”, ha dicho.

Fuentes de Presidencia han explicado después que la vicepresidenta se refería entre otros a un comentario que colgó en Twitter el pasado abril el diputado del PSC Román Ruiz. “¿Sabe Sorayita lo que es una vida puta? ¿Ha fregado escaleras con sueldo de miseria?”, escribió el diputado., después de que la vicepresidenta negara en los pasillos del Congreso haber cobrado en su “puta vida” dinero negro del PP, posibilidad apuntada en el debate parlamentario por la portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez.

IGUALDAD REAL

La vicepresidenta no ha querido sin embargo ser más precisa en su respuesta y ha defendido que el Gobierno trabaja por la igualdad “real” entre sexos. “Este Gobierno lo ha hecho siempre y lo seguirá haciendo”, ha dicho.

Entre otras cosas, ha asegurado que se busca mejorar la conciliación, la igualdad salarial, la búsqueda de empleo entre las mujeres. “Eso es creo que lo más importante”, ha añadido.