Compartir

Una de las zonas más afectadas es la localidad de San Marcos, donde las columnas de llamas avanzan con rapidez. California entra en esta época del año con la peor sequía en décadas y las autoridades se muestran preocupadas porque podría tratarse de una temporada de fuegos particularmente peligrosa.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta roja para las zonas cercanas a San Diego desde la tarde del pasado miércoles. El organismo ha explicado que se dan “condiciones críticas” que favorecen la propagación de los incendios, con fuertes vientos, baja humedad y altas temperaturas.

El alcalde de San Diego, Kevin Faulconer, ha destacado los “actos extraordinarios de valentía y heroísmo” de todos aquellos que están luchando contra los incendios.

Una persona podría haber fallecido a causa de las quemaduras provocadas por el incendio, aunque por el momento -más allá de los testimonios de los equipos de Bomberos- no se ha podido confirmar este hecho.

Por último, las autoridades han afirmado que investigarán cómo se han podido propagar tantos incendios casi al mismo tiempo y si alguno de ellos es intencionado. “Todos tenemos sospechas, es normal cuando hay nueve incendios que se iniciaron casi simultáneamente en todo el condado”, ha sentenciado el sheriff del condado de San Diego, Bill Gore.