Compartir

El 2 de mayo ha sido un día trágico para Ucrania (…). Tenemos que sacar las conclusiones adecuadas de la tragedia ocurrida principalmente debido a la provocación del exterior”, ha afirmado Turchinov, alimentando así la tesis de la intervención rusa en la crisis de Ucrania.

Los culpables de organizar y provocar estos acontecimientos van a ser castigados“, ha apostillado Turchinov, según recoge el servicio de prensa del Parlamento, órgano que también preside Turchinov.

En la ciudad de Odesa se han declarado tres días de luto por las víctimas de estos incidentes, que costaron la vida a 46 personas, según el último balance. Los disturbios comenzaron este viernes cuando cientos de prorrusos reventaron una concentración de partidarios del nuevo Gobierno ucraniano.

RUSIA DEFIENDE SU “HUMANIDAD”

El Gobierno ruso ha declarado este sábado que la liberación de los observadores internacionales es una demostración de “valentía y humanidad” por parte de los “defensores de Slaviansk”, en referencia a los separatistas prorrusos que han tomado la ciudad ucraniana, responsables en un primer momento de la captura del grupo.

Han demostrado que su prioridad es la seguridad de los ciudadanos extranjeros. Sin duda, es una prueba de la valentía y el humanidad de los defensores de esta ciudad”, según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores