Compartir

Los hombres, miembros de tribus locales, fueron secuestrados durante la gran feria que se estaba celebrando en la zona de Haider Kando, en el valle de Tirah, en la agencia Jhyber. Los secuestradores, cuya identidad se desconoce, se llevaron consigo también cientos de kilos de cannabis y hachís, según las fuentes consultadas por el diario.

En concreto, los secuestradores separaron a los miembros del grupo Sheikmal Khel, dentro de la tribu Qamberkhel, del resto de los presentes y se los llevaron consigo. Según 'Dawn', al menos seis de los rehenes siguen secuestrados.

Sin embargo, otras fuentes apuntan a que serían un centenar los miembros de la tribu secuestrados y que habrían sido elegidos por su implicación en el tráfico de drogas. Las fuerzas de seguridad han llevado a cabo una operación de búsqueda en la zona para tratar de localizar a los rehenes.