Compartir

En una conversación telefónica con el primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, Biden ha destacado la “importancia de mejorar la seguridad energética de Ucrania” y ha prometido “trabajar estrechamente con Ucrania y otros países en Europa para garantizar que ninguna nación pueda hacer uso de la energía como un arma política”.

Por otra parte, Biden ha reiterado que Estados Unidos y sus aliados ayudarán a Ucrania a “alcanzar sus necesidades más apremiantes” después de que el presidente Barack Obama refrendara el jueves un préstamo de garantías de hasta 1.000 millones de dólares (casi 730 millones de euros).

La Casa Blanca afirma que el vicepresidente estadounidense ha mostrado su “apoyo para la conclusión del acuerdo” con el Fondo Monetario Internacional por el cual Ucrania recibirá un rescate de entre 14.000 y 18.000 millones de dólares (entre 10.200 y 13.100 millones de euros) a condición de someterse a un exhaustivo plan de ajuste económico.

Por último, Biden ha reclamado que las próximas elecciones presidenciales, previstas para el 25 de mayo, sean “libres y justas”, al tiempo que ha urgido a Ucrania a poner en marcha una reforma de la Constitución que se desarrolle “en un proceso inclusivo y que sea definido por el pueblo ucranio”.