Compartir

Las pesquisas se centran ahora en la búsqueda de un hombre que, según ha informado Scotland Yard, abusó sexualmente de cinco niñas en esa misma zona entre los años 2004 y 2006. Aunque la desaparición de la pequeña Madie se produjo después, los investigadores británicos consideran importante encontrarlo porque “tiene un interés insano en niñas blancas”.

Según el detective Andy Redwood, a cargo del caso Madeleine, se trata de un hombre moreno, de pelo oscuro, que pudo haber entrado por la fuerza en doce pisos de verano alquilados por británicos entre 2004 y 2010, pero los ataques se produjeron solo hasta 2006.

Las víctimas fueron cinco niñas de entre 7 y 10 años que sufrieron agresiones sexuales en los apartamentos. El detective añadió, según los medios británicos, que el intruso hablaba inglés con acento extranjero, de manera pausada, y fue visto con una camiseta morada de manga larga.

Scotland Yard investiga actualmente a 38 personas consideradas “de interés” para la pesquisa y revisa detalles de 530 conocidos pederastas.