Compartir

Se trata de un pequeño bote salavavidas hallado a unas 10 millas náuticas de la localidad de Port Dickson, situada a 90 kilómetros de la capital del país, según informa el diario 'Asia One'.

De esta forma, los investigadores analizarán al detalle el perímetro que rodea a la balsa, siempre y cuando se confirme que pertenecía al Boeing 777, y serviría como punto de partida para localizar la aeronave.

Además, se trata de una zona que confirmaría las últimas sospechas que apuntan a un posible cambio de rumbo en la ruta del aparato.