Compartir

Melilla ha sufrido a los pocos minutos de iniciarse la madrugada del lunes 10 de marzo una avalancha protagonizada por unos 150 inmigrantes de origen subsahariano, de los cuales unos 20 han logrado pasar a suelo español, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

La intentona de entrada masiva se ha registrado pasadas 00.00 horas por la zona conocida como Pinares de Rostrogordo, al norte de Melilla, y en su mayoría fue rechazada por las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes a uno y otro lado de la alambrada.

Sin embargo, han subrayado las citadas fuentes, una veintena de los subsaharianos sí logro superar la doble valla de seis metros de altura cada una y los controles policiales a uno y otro lado del perímetro fronterizo.

Esta es la segunda intentona que se registra en menos de 24 horas después de la protagonizada durante las primeras horas del domingo, donde unos 700 subsaharianos, divididos en dos grupos de 500 y 200 inmigrantes, ha querido pasar a Melilla. Las fuerzas de seguridad de Marruecos y la Guardia Civil lograron repeler esta avalancha masiva que ha tenido lugar en las zonas de Beni-Enzar y Farhana y ninguno logró su objetivo de penetrar en la ciudad autónoma.