Compartir

“Nosotros, los líderes de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos, así como el presidente del Consejo Europeo y el presidente de la Comisión Europea, nos unimos hoy para condenar la clara violación por parte de Rusia de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, lo que contradice las obligaciones rusas con la Carta de Naciones Unidas y su acuerdo marco con Ucrania, firmado en 1997″, han indicado a través de un comunicado.

“Pedimos a Rusia que haga frente a la situación de seguridad y las preocupaciones a nivel de Derechos Humanos en Ucrania a través de negociaciones directas o de una mediación y observación internacional bajo los auspicios de la ONU o de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Estamos dispuestos a ayudar en estos esfuerzos”, ha agregado.

“Subrayamos que las acciones de Rusia en Ucrania contravienen los principios y valores en los que el G7 y el G8 operan. Por ello, hemos decidido suspender nuestra participación en las actividades asociadas con la preparación de la cumbre del G8 prevista para junio en Sochi hasta que el ambiente mejore y se pueda mantener una discusión significativa”, han agregado.