Compartir

Si hace unos meses el Papa Francisco nos sorprendía a todos abriéndose una cuenta en Twitter y alcanzando una cifra increíble de seguidores en apenas unos días, ahora el Pontífice se sumará también a la moda de Facebook.

Así lo ha anunciado la Santa Sede, que ya ha encargado a un grupo de informáticos que analicen la manera de evitar que en la página se publiquen comentarios y contenidos poco apropiados u ofensivos.

Esta noticia llega la misma semana en la que hemos conocido un informe que analiza el impacto que el Papa Francisco tiene en la red, y según el cual sus publicaciones en Twitter son las más retuiteadas del mundo.

La del Papa Francisco es la cuenta en castellano con más seguidores en todo el mundo.