Compartir

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha confirmado que la declaración de la Infanta Cristina sea grabada únicamente en audio, tras desestimar los recursos interpuestos contra esta decisión por parte del sindicato Manos Limpias, y del exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, que solicitaban que también fuera registrada en vídeo. El magistrado niega que con ello se dé un “trato privilegiado” hacia la hija del Rey.

Así lo ha acordado mediante un auto dictado este viernes, en el que rechaza asimismo que tanto Manos Limpias como la entidad promovida por Julio Anguita, Frente Cívico Somos Mayoría, estén representadas por la misma dirección letrada en el marco de esta causa. La Fiscalía solicitaba que ambas entidades populares ejerciesen sus acciones penales de forma conjunta.

En su resolución, de 14 páginas, Castro rebate, en lo que a la grabación se refiere, los argumentos de Manos Limpias y Torres en cuanto a que no hay precepto legal que ampare su decisión y que la misma encierra un trato privilegiado hacia Doña Cristina. Así, en cuanto al primer extremo el magistrado asevera que “cierto es que no existe norma que autorice lo decidido pero tan cierto como ello es que tampoco la hay que lo desautorice”.

“Situados ante el dilema de sólo acceder a aquello que la norma expresamente autorice o, por el contrario, a todo aquello que no lo prohíba”, justifica el instructor, “pocas dudas pueden caber que se ha de optar por lo segundo en tanto la tolerancia y permisividad se han de erigir en el principio general y la restricción en lo excepcional”.

Por otro lado, añade, “en cuanto a que lo resuelto constituya un trato privilegiado hacia una persona determinada son ganas de ver la cuestión desde una peculiar óptica que en absoluto corresponde con lo que este Juzgado ha venido predicando sobre la cuestión”.

El magistrado recuerda al respecto que ya en febrero de 2012 Urdangarin y otros imputados solicitaron que su declaración no fuera objeto de grabación y esto “no representó absolutamente ningún privilegio para los afectados, sino todo lo contrario, ya que actuaciones que perfectamente se podían haber solventado en pocas horas acabaron, como es el caso del señor Urdangarin, durando más de veinte”.

En referencia al planteamiento que formularon tanto Manos Limpias como la Fiscalía de que Frente Cívico estuviera representada por la misma dirección letrada que la del sindicato, el juez desestima esta petición al considerar “irreconciliables” las diferencias entre ambas acusaciones.

De hecho, recuerda que nada más solicitar su personación la asociación promovida por Anguita, “lo primero que hizo” Manos Limpias, “sin que se habilitara trámite alguno para ello, fue oponerse pero no por razones de forma, sino por conceptuar la pretendida personación como una réplica política para sacar un rendimiento mediático ajeno al procedimiento jurídico”.