Quantcast

Coca Cola reduce sus ventas en Madrid un 40% durante la huelga de la planta de Fuenlabrada

Coca-Cola ha reducido sus ventas en Madrid en torno a un 40% durante la huelga de los trabajadores de la planta embotelladora de Fuenlabrada (Madrid) en contra del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará a 1.250 empleados.

Así lo ha explicado el portavoz de los trabajadores y miembro del comité de empresa de Casbega, Francisco Bermejo, que se ha reunido con el coordinador general de IU Madrid, Eddy Sánchez, y con el portavoz del Grupo Parlamentario IU-LV en la Asamblea de Madrid, Gregorio Gordo.

Bermejo ha dicho que la respuesta del consumidor está siendo “tan grande” que algunos bares, según ha señalado, están dejando de servir Coca-Cola mientras dure el conflicto.

Asimismo, ha indicado que la última encuesta llevada a cabo por las consultoras en Velázquez, Serrano, Manuel Becerra y Pueblo Nuevo, “daba una pérdida del 27% de la venta” en la primera semana, porcentaje que ayer ya se elevaba a un 40%.

“No sabemos si es el 40%, el 30% ó el 28%, no tenemos los datos, lo que sí que es cierto es que la población de Madrid, todos los consumidores, están dando tal apoyo que sí que es posible”, ha agregado Bermejo, quien ha señalado que “esa sensibilidad no había estado nunca”.

Bermejo ha explicado que los trabajadores de Coca-Cola están tratando de buscar apoyo por parte de la sociedad y los partidos políticos para que apoyen un conflicto que, a su juicio, “es injusto a todas luces”. En este sentido, ha argumentado que “todas las empresas del grupo, que eran siete embotelladoras, tienen beneficios”.

“Nosotros entendemos que esto es una aplicación de la reforma laboral y una especulación pura y dura del mundo empresarial actual”, ha señalado. Según Bermejo, la empresa no alega causas económicas sino organizativas para justificar el ERE, que dice es “consecuencia de un proyecto que se llama 20+20 de la compañía Coca-Cola a nivel mundial”, por el que tiene que duplicar los beneficios entre 2010 y 2020.

Bermejo ha afirmado que van a despedir a 1.253 trabajadores en España y a 581 en Fuenlabrada, según los datos a diciembre de la plantilla. “Si se cierra la fábrica, en teoría están afectados todos”, ha precisado sobre el caso de la planta de Fuenlabrada.

En cuanto a las 500 recolocaciones de las que habla la empresa, Bermejo ha asegurado que en realidad el trabajador es despedido y pasa a una bolsa de empleo. “El trabajador que ahora despiden tiene que pasar a hacer una oposición para ocupar otro puesto. Eso no es una recolocación, eso es una trampa”, ha aseverado.

En cuanto a las negociaciones, Bermejo considera que “están esperando que se acabe el plazo porque negociar no se está negociando” y “lo único que han ampliado” es la indemnización hasta 30 días por año hasta un máximo de 18 meses.

Respecto al cierre de la planta de Fuenlabrada, el representante de los trabajadores ha afirmado que “es un destrozo del empleo a nivel de la Comunidad de Madrid” y que “no tiene ninguna lógica desde el punto de vista empresarial, porque los centros de producción tienen que estar cerca de donde está el consumo”.

EL CONSUMO EN MADRID ES EL MÁS IMPORTANTE DE EUROPA

“El consumo de Madrid es el más importante de Europa porque la renta per cápita por consumidor de Madrid es la más alta de Europa”, ha apuntado, a lo que ha agregado que “Madrid tiene un consumo aproximadamente de 110 millones de cajas al año, cajas unidad”, compuestas por 24 botellas de vidrio rellenables de 200 ml.

Bermejo ha dicho que los trabajadores de la planta de Fuenlabrada no saben qué va a pasar con las instalaciones, pero cree que “puede ser que la reabran después con salarios de 800 euros”. En este sentido, ha dicho que el cierre es un “problema social”, porque “Casbega era una fuente de empleo y de bienestar”.

“Ahora trabajar en Coca-Cola va a ser igual que trabajar en una empresa que no tiene ningún poder económico ni tiene ninguna posibilidad de dar a los trabajadores un estado de bienestar como teníamos nosotros”, ha agregado, al tiempo que ha advertido de que “si Coca-Cola puede hacer esta locura, la puede hacer cualquier empresa”.

Comentarios de Facebook