Compartir

El litoral cantábrico sigue en guardia ante la llegada de una nueva borrasca, Qumaira, que aunque menos violenta que la del fin de semana pasado traerá consigo fuertes vientos y fenómenos costeros, que según la Agenica Estatal de Meteorología (AEMET) afectarán a La Coruña, Lugo, Asturias, Gerona y Menorca y el viento, a Castellón y Tarragona. El riesgo por lluvias, por su parte, se ha activado para las provincias de Guipúzcoa, Navarra y Melilla, mientras que el aviso amarillo por riesgo de nevadas regirá este jueves en Asturias, Cantabria, Navarra, Huesca, y Lérida.

La situación mejora algo, no obstante, respecto a los últimos días en los que las olas alcanzaron los nueve metros en las costas gallegas y se produjo un herido leve en A Coruña por el desprendimiento de una fachada. los últimos días de temporal han dejado en total cientos de incidencias, y un joven de 15 años continúa desaparecido desde que fuera engullido por el mar el pasado domingo en Foz (Lugo). Se espera que Salvamento Marítmo retome hoy las labores de búsqueda si las condiciones climatológicas lo permiten.

En general, las autoridades recomiendan extremar la prudencia y evitar acercarse demasiado a los paseos marítimos o balcones frente al mar, por más que el espectáculo de la virulencia del mar pueda resultar atractivo.