Compartir

 La reducción durará cinco meses y otros altos cargos también recortarán sus salarios entre un 20 y un 30 por ciento.

Según ha explicado Iwata a sus inversores, este recorte busca compensar las caídas en las ventas sufridas por las compañía, en las que la Wii U es la señalada como principal culpable.

Así lo señala el comunicado de la agencia France-Presse, en el que se explica que otros altos cargos como el creador de Super Mario, Shigeru Miyamoto, también recortarán sus salarios. Es la segunda vez que Iwata se recorta el sueldo en tres años, ya que hizo lo mismo tras el difícil arranque de la consola portátil Nintendo 3DS.

Las ventas de la compañía han descendido un 8 por ciento respecto al año pasado y los beneficios se han reducido hasta un 30 por ciento.