Compartir

Los representantes del Gobierno y de la oposición de Siria han acordado discutir en sus reuniones de los próximos días un posible pacto para que la ayuda humanitaria llegue a la ciudad de Homs, controlada en su parte central por los rebeldes y asediada por las fuerzas del régimen de Bashar al Assad, según han adelantado este viernes fuentes diplomáticas.

Una de estas fuentes ha explicado que las partes ya han comenzado a trabajar en los “aspectos prácticos” de este hipotético acuerdo, que permitiría el “acceso humanitario” a Homs y supondría el primer avance tangible en el marco de la cumbre de paz Ginebra II.

El mediador de la ONU y la Liga Árabe para el conflicto, Lajdar Brahimi, confirmó este viernes en rueda de prensa que los representantes de la oposición y el Gobierno mantendrán el sábado su primer 'cara a cara'.

Las fuentes diplomáticas consultadas por Reuters han explicado que el enviado internacional tiene previsto ofrecer un discurso de media hora en el que planteará, a grandes rasgos, cuál es su plan inicial y, posteriormente, se reunirá por separado con cada una de las partes.

De acordarse finalmente esa “pausa humanitaria 'de facto'” que permitiría el envío de ayuda a Homs, la asistencia podría comenzar incluso el próximo lunes. La ayuda consistiría “principalmente” en comida.

El objetivo de Brahimi es que, una vez sellado este primer gesto, las delegaciones puedan comenzar a hablar de otro tipo de temas. “La idea de las conversaciones es mezclar medidas de confianza con política”, ha avanzado una de las fuentes.