Compartir

Carmen Castilla ha dicho esta mañana que “las facturas que se demuestren con pruebas se devolverán”. La recién elegida secretaria general de UGT Andalucía ha concedido una entrevista a Gestiona Radio, en la que ha insistido en que el principal objetivo del nuevo equipo es “devolver al sindicato toda la credibilidad perdida”.

“Nosotros llevamos haciendo autocrítica durante todos estos meses, porque somos conscientes de que si hay desafectación por parte de los ciudadanos es porque algo estaremos haciendo mal”, ha apuntado en Primera Hora, espacio conducido por Jaume Segalés.

Castilla, que ha manifestado que “en la época pasada no se ha hecho todo mal”, sí que insiste en que a partir de ahora no queden resquicios de dudas acerca de que el único objetivo de la organización es “trabajar por el derecho de los trabajadores”.

En ese sentido, ha dicho que se recorrerá toda Andalucía con el fin de apoyar a todos los delegados sindicales en todos y cada uno de los rincones.

CÁNDIDO MÉNDEZ Y LA JUSTICIA

La secretaria general de UGT-Andalucía ha manifestado asimismo que defiende el trabajo de los jueces y que confía “plenamente” en la justicia. “Las decisiones habrá que asumirlas si se demuestra con hechos que hay personas que han cometido irregularidades”

Preguntada por la posibilidad de que le recomiende a su compañero Cándido Méndez dar explicaciones en el Parlamento andaluz sobre el tema de los ERE, ha dicho que ella no es quien para decirle lo que tiene o no que hacer.

“Yo hablo por mí, y no tengo problema en ir adonde sea. Pero ahora dígame usted qué explico yo en el Parlamento andaluz acerca de los ERE, si yo era enfermera en un hospital cuando eso salió. No puedo explicar nada que no conozco”, ha matizado.

Ha recordado que los ERE “están en sede judicial” y lo que tiene claro es que “aquellas facturas que se demuestren con pruebas, se devolverán”.

UN ERE EN ESTUDIO

Preguntada por la posibilidad de hacer un nuevo ERE para sanear la situación económica del sindicato, Castilla ha querido dejar claro que simplemente “se está estudiando” si bien no sería la vía más deseable: “A mí me gustaría que no se hiciera, pero si hay que hacerlo por un tema de sostenibilidad, se hará”.

Castilla también ha insistido en que en UGT viven fundamentalmente de las cuotas de los abonados y que las subvenciones solo se destinan a programas, por ejemplo, cursos de formación presenciales.

Por último, la nueva líder del sindicato en Andalucía ha dicho que la gente de la nueva etapa trabajará con “transparencia” porque, a su juicio, “con la verdad se llega a todas partes”.