Compartir

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, ha asegurado este martes que el expresidente y premio Nobel de la Paz Nelson Mandela ha sido “un icono mundial” por su lucha contra el régimen del 'apartheid' y a favor de la reconciliación en Sudáfrica, al tiempo que ha asegurado que 'Madiba' ha sido el “padre” y el “héroe” del país.

“Es único“, ha proclamado Zuma, uno de los últimos protagonistas del funeral que se ha celebrado este martes en el estadio Soccer City de Johannesburgo, el último lugar en el que los sudafricanos pudieron ver a Mandela, durante el mundial de fútbol de 2010. “No hay nadie como él”, ha apostillado.

El mandatario sudafricano ha afirmado que su país vive “un luto sin precedentes”, aunque se trata de “un dolor mezclado con admiración y celebración”. “Todo el mundo ha tenido un momento Mandela, cuando este icono mundial ha tocado sus vidas”, ha explicado Zuma.

A lo largo del funeral, que se ha prolongado durante más de cuatro horas, el público asistente ha abucheado y silbado las referencias a Zuma y cuando las cámaras que han retransmitido el evento le enfocaban, lo que ha llevado al presentador del acto a pedir a los descontentos que guardaran silencio.

En su discurso, el presidente sudafricano ha anunciado que la sala de la sede del Gobierno en Pretoria en la que, a partir del miércoles, estará expuesto en capilla ardiente el cuerpo de Mandela será rebautizada desde hoy como el “anfiteatro Mandela”, en memoria del premio Nobel de la Paz.

Tras agradecer la asistencia de los más de 90 mandatarios internacionales que han acudido al estadio del barrio de Soweto, Zuma ha dicho que el “continente africano se siente más fuerte hoy” porque tiene el apoyo de “millones de personas en todo el mundo”

“Nunca antes nuestro país ha celebrado como lo estamos haciendo con 'Madiba'. No llamamos a Madiba el padre de nuestra nación por corrección o relevancia lo hacemos porque ha sentado las bases para la Sudáfrica de nuestros sueños”, ha explicado.

NINGÚN SISTEMA INJUSTO DURA PARA SIEMPRE

El mandatario sudafricano ha subrayado que Mandela “era un luchador por la libertad” y que nunca permitió que la “brutalidad” del régimen del 'apartheid' impidiera “la liberación de su pueblo”. “Sabía que ningún sistema injusto dura para siempre”, ha dicho.

Tras destacar que, “desde dentro de la cárcel”, Mandela demostró un “liderazgo único”, ha recordado que negoció la liberación de sus compañeros prisioneros políticos “antes que la suya propia”. Zuma ha resaltado la capacidad de 'Madiba' para calmar los ánimos de sus seguidores y ha asegurado que las primeras elecciones de Sudáfrica fueron pacíficas gracias a su papel. “No hay nadie como Madiba, era único en su especie”, ha afirmado.

“Hoy 'Madiba' ya no está aquí, sigue detrás de una nación a la que amó con sinceridad. Vive en el pueblo del mundo, que le abraza como su propio icono vivo”, ha explicado Zuma, que se ha comprometido a seguir trabajando desde la unidad por “una nación libre de pobreza”. Desde el continente africano, seguiremos trabajando para cumplir sus deseos de un África mejor”, ha afirmado. “Descanse en paz nuestro padre y nuestro héroe”, ha concluido.

Zuma ha sido uno de los últimos mandatarios en tomar la palabra en el emotivo y multitudinario funeral celebrado en el estadio Soccer City, que ha contado con la asistencia de más de 90 líderes internacionales y en el que se ha podido ver el primer apretón de manos entre los mandatarios de Estados Unidos y Cuba, Barack Obama y Raúl Castro.

La ceremonia ha contado con los testimonios de familiares de 'Madiba' y de varios representantes de diferentes comunidades religiosas, así como mandatarios como el presidente estadounidense, Barack Obama, la mandataria de Brasil, Dilma Roussef, y el líder cubano, Raúl Castro, entre otros protagonistas.