Compartir

Un sheriff de Carolina del Sur, en Estados Unidos, se niega a izar la bandera a media asta por el fallecimiento de Nelson Mandela. El presidente Barak Obama ordenó que todos los estados izaran la bandera en señal de unión de los pueblos. El sheriff ha desobedecido alegando que sólo se hace este gesto por hombres estadounidenses que han dado la vida por su país.

Rick Clark, del condado de Pickens, dijo que no secundará la petición del presidente. “Es sólo mi opinión, que la bandera debe ser izada a media asta sólo para los estadounidenses que se sacrificaron por su país”.

“No tengo ningún problema en que se ponga a media asta en Sudáfrica, su país, pero no en nuestro país. Este honor debería ser para quienes se han sacrificado por nuestro país”, agregó el sheriff.

El luto por Mandela durará más de una semana y hoy acudirán más de 59 líderes mundiales a su misa en el estadio de fútbol de Johannesburgo, donde Madiba hizo su última aparición pública hace dos años.