Compartir

Este lunes la policía de Islandia ha causado su primera muerte en la historia del país, tal y como ha confirmado Haraldur Johannssen. Los hechos han ocurrido a primera hora de la mañana de hoy en Reikjavik, la capital, según informa el portal islandés mbl.is.

Un grupo de cerca de veinte agentes se encontraba persiguiendo a un hombre de cincuenta y nueve años, aunque se desconocen los motivos por los que le buscaban. El sospechoso ha comenzado a disparar al grupo de policías, y éstos, después de lanzar tres gases lacrimógenos han terminado disparando.

El individuo fue abatido por la policía y murió después de ser trasladado al hospital. Por su parte, dos agentes han resultado heridos de bala.

Es de sobra conocida la responsabilidad, tanto ciudadana como por parte de las autoridades, que caracteriza a los países nórdicos. Pero, se podría decir que el de Islandia, donde solo hay 322.000 habitantes, es un caso extremo ya que este ha sido un hecho sin ningún tipo de precedente.

En toda la historia del país es la primera vez que las fuerzas de seguridad islandesas se ven envueltas en una situación similar, a pesar de que el país ha atravesado recientemente un periodo complicado. Además, la tasa de criminalidad de Islandia es de las más bajas de todo el mundo.

Tal ha sido el 'shock' para las fuerzas especiales que han colaborado en la operación que están recibiendo atención psicológica.