Compartir

La rama andaluza de UGT ha convocado para el 9 de enero de 2014 un Comité de carácter extraordinario donde el único punto del orden del día será analizar la situación actual del sindicato, a raíz de la investigación sobre las presuntas irregularidades en la contabilidad del sindicato.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, pedía este martes a UGT Andalucía que analizara si “hay responsabilidades a depurar” ante las denuncias de supuesta corrupción, aunque ha denunciado que en las informaciones “hay una intencionalidad de intentar tapar el caso Bárcenas con un supuesto caso UGT”.

Sin embargo, hay ya quién dentro del propio sindicato comienza a cuestionar el liderato de Cándido Méndez.

“Considero que tenéis que adoptar una decisión urgente sobre el futuro de la UGT, que no es otra que la de exigir la dimisión de la actual Comisión Ejecutiva Confederal con Cándido Méndez a la cabeza, y solicitar la convocatoria de un Congreso Extraordinario y definir una nueva política de financiación del sindicato”, ha manifestado el ex-Delegado Sindical de UGT en Iberdrola, Antonio Mª Aguirre.

Una postura que ya comparten muchos miembros del sindicato que afirman que existe una “situación de corrupción generalizada en UGT”.

LA RESPUESTA DE MÉNDEZ

El líder de UGT aprovechó, el pasado 14 de octubre, su presencia en una rueda de prensa previa a la Convención de Delegados de UGT en Asturias, para clarificar su posición al respecto al avance de la trama de los ERE que salpica directamente a UGT-A.

Méndez tan sólo afirmo que “tiene que haber un respeto hacia la Administración de Justicia”. Respecto a las responsabilidades de UGT en el caso de los ERE de Andalucía, Méndez confió en que finalmente quede acreditado que el sindicato actuó de acuerdo a la legalidad. “Si hay alguien que ha metido la mano tendrá que hacer frente a las consecuencias y seremos los primeros interesados”, ha apuntado.