Compartir

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal
Montoro, ha indicado que la rebaja del IRPF se hará de forma “selectiva”
y ha añadido que el impuesto sobre los depósitos bancarios se aplicará
finalmente en todas las comunidades autónomas y no sólo se compensará a
las tres que ya lo estaban aplicando (Extremadura, Andalucía y
Canarias).

Durante su intervención en los Desayunos
Informativos de Europa Press, el ministro fue preguntado por si el
Gobierno prepara una rebaja generalizada del IRPF, a lo que contestó que
habrá “rebaja selectiva” de impuestos con el fin de estimular la
actividad económica y el empleo,
y que se aprobará en el primer
trimestre de 2014
en la reforma fiscal que prepara el Gobierno.

En cuanto al impuesto sobre los depósitos bancarios, Montoro dijo que
también se incluirá en esta reforma fiscal y, a pesar de afirmar que no
es “fruto” de su “devoción” y por ello recurrió esta figura al Tribunal
Constitucional cuando la estaban aplicando tres comunidades, indicó que
el Gobierno está trabajando para que las comunidades puedan aplicar
este impuesto pero con “límites”.

Así, afirmó que uno de
esos límites es que se aplique de forma que no “desordene” el sistema
bancario español y no rompa el mercado interior,
y el otro es que haya
una horquilla de tipos impositivos en la que se muevan todas las
comunidades autónomas.

Preguntado acerca de si será el
Estado quien recaude este impuesto o las comunidades autónomas, señaló
que es una decisión que se tomará en la reforma fiscal y añadió que lo
que el Gobierno prefiere es que sea un tributo de “bases comunes”.

El Gobierno introdujo en el proyecto de ley de los Presupuestos
Generales de este año un impuesto a los depósitos bancarios a tipo cero
para desactivar este mismo tributo en las tres comunidades que lo
estaban aplicando, y posteriormente anunció que se establecería un tipo
muy reducido en el conjunto de España para compensar la recaudación de
estas tres regiones.

NORMALIZAR LA RECAUDACIÓN DEL IVA.

Respecto al IVA, aseguró que el Ejecutivo no tiene ninguna intención
de volver a subir este impuesto, “que ya ha subido mucho”, sino que lo
que pretende ahora es que su recaudación se normalice, dado que España
es uno de los países de la UE que menos recauda por este impuesto en
relación a su PIB. “El IVA tiene que normalizar la evolución de su
recaudación”
, subrayó Montoro, tras recordar que en su anterior etapa al
frente del Ministerio de Hacienda crecía al 16% en tasa interanual.

El ministro también se refirió a la tributación de los grandes grupos
multinacionales y admitió que existe una preocupación a nivel
internacional sobre la competencial fiscal “desleal” y sobre la erosión
de bases imponibles “abusiva y excesiva”. No obstante, dijo que su
departamento ya ha introducido algunos cambios en el Impuesto de
Sociedades, que han llevado a que los grandes contribuyentes paguen
4.800 millones de euros más en 2012.

“España trabaja con
la OCDE para evitar el concepto de erosión de bases imponibles
excesivas, abusivas, y también con la Comisión Europea, que trabaja en
la idea de sentar unos mínimos de las bases imponibles en el Impuesto de
Socidades para evitar la competencia fiscal desleal, que se da a partir
de la aplicación de determinados regímenes”, reiteró Montoro, quien
indicó que todo ello está en manos de los organismos supranacionales y
que España está trabajando “activamente” con ellos.

VIGILAR EL IVA DE CAJA.

En cuanto a la denuncia de pymes y autónomos de que las grandes
empresas podrían obligarles a no acogerse al IVA de caja, Montoro dijo
que “cualquier presión” que reciban la hagan llegar al Ministerio de
Hacienda porque actuará “para evitar” que esto se produzca, dado que,
segun dijo, se trata de una medida positiva para todas las empresas.

“Si se produjera cualquier tipo de presión, que nos lo hagan llegar y
actuaremos para evitarlo hablando con las empresas. El Gobierno tiene
un diálogo normal en el ámbito empresarial”, subrayó el ministro.

Por último, sobre la publicación de la lista de grandes
defraudadores, Montoro afirmó que se trata de un proyecto que está ya
“muy avanzado” y que se presentará junto con la reforma fiscal, mediante
una modifiación del artículo 95 de la Ley General Tributaria. “Estamos
muy cerca de que tengamos definida esa figura”, reiteró.