Compartir

Salvar a Fagor. Esa es la misión de los inversores, ejecutivos y miles de cooperativistas de Corporación Mongragón. Y es que Fagor Electrodomésticos presentó este jueves ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de San Sebastián la solicitud de concurso de acreedores para Edesa, S. Coop., después de que el Consejo Rector de la cooperativa decidiera que no se acogía a las ayudas planteadas por la Diputación de Vizcaya y que, por tanto, no se retiraba el preconcurso de la planta vizcaína.

El fabricante de electrodomésticos registró el pasado 13 de noviembre en el mismo juzgado un concurso voluntario de acreedores para la sociedad matriz y para su filial Fagor Ireland. El citado juzgado ya ha admitido el concurso de estas dos sociedades y también se ha declarado competente en el de la filial polaca Fagormastercook. Y en la cola de las suspensiones están otras tres filiares en Francia o Polonia.

Con estos ingredientes, y pese a que hablamos de concursos de acreedores, paso previo a  la quiebra que se convoca precisamente para evitar la muerte de cualquier empresa, es inevitgable ponerse en el peor de los casos. ¿Por qué? Las estadísticas hablan por sí solas: más del 90% de las compañías que se declaran en suspensión de pagos o conruso de acrredores termina cerrando y apenas un 5% sobrevive.

¿Cuáles son las mayores quiebras de la historia?

1.- Lehman Bothers.- El caso de este banco de inversión supone un antes y un después. A partir de su quiebra en 2008 el mundo no ha sido el mismo. Dedicado a la administración de fondos de inversión en Wall Street, tuvo que
ampararse a la ley de bancarrota de EE.UU. La compañía se declaró
con una deuda total de 691 billones de dólares.
Esta es considerada la
quiebra más grande en la historia estadounidense. Al final la firma fue
vendida a la británica Barclays.

2.- Washington Mutual.- Es verdad que esta compañía aún existe, pero también lo es, que jamás volverá a ser lo que un día fue.  En la crisis del 2008, los inversores y ciudadanos retiraron un total de 16 billones de dólares en solo días. Con esta cantidad de fondos fuera de sus arcas la compañía no pudo hacer otra cosa más que declararse en quiebra, justamente 11 días después de que Lehman Brothers se declarara en banca rota, con una deuda que ascendía a los $328 billones de dólares.

3.- Enron.–  El caso de esta compañía es uno de los más sonados porque la cusa estuvo en un supuesto fraude: por medio de técnicas contables fraudulentas la compañía se logro posicionar como la 7ª más grande en Estados Unidos. Los rumores sobre la información cerca de esos agujeros contables provocaron que las acciones pasaran de valer 90 dólares a solo unos centavos en el 2000 y una deuda acumulada de 65.500 billones de dólares. 

4.-General Motors.- Incluso la legendaria compañía automovilística fue severamente afectada por la
crisis del 2008, y tras un año de bajas ventas se vio obligada a declararse en
bancarrota en Junio del 2009. El mayor fabricante de vehículos tuvo que
ampararse a la ley de bancarrota poco después de haber cumplido un siglo de
haber sido fundada. Con una deuda de 91.000 billones de dólares,
que aun hoy se esta tratando de pagar.

5.-Chrysler. El anterior no ha sido el único fabricante de coches. También Chrysler entró en severa crisis en el
2009, con una deuda de 39.000 billones de dólares; también tuvo
que ser rescatada por el gobierno estadounidense; y tras algunos acuerdos con
la italiana Fiat, hoy se puede decir que se encuentra más o menos estable.

Pero la gran quiebra más cercana en el tiempo es la de la brasileña OGX, cuyo resultado siempre dudas y proyecta sombras sobre toda la economía brasileña. Y es que la catástrofe financiera del magnate Eike Batista, hasta hace poco aspirante a hombre más rico del mundo, pesa sobre una personalidad arrogante y, supuestamente a prueba de bombas. 

Batista, segundo hombre más rico de América Latina, quien alguna vez sugirió a Carlos Slim limpiar los retrovisores de su automóvil porque lo rebasaría por cualquier lado, se declaró en bancarrota, en lo que la agencia Moody's consideró la mayor quiebra en la región. Batista, de 56 años, se acogió a una ley de quiebras, abrumado por conflictos financieros en su petrolera OGX y en una abultada deuda en su constructora de barcos OSX.

¿Y EN ESPAÑA? 

La burbuja inmobiliaria y el pinchazo del globo de la construcción dejó varias víctimas sonadas:

6.- Martinsa-Fadesa.: Es el mayor concurso de acreedores de la historia de España. La sociedad inmobiliaria y promotora alcanzó un acuerdo con la banca para pagar sus 7.200 millones de deuda en un plazo de hasta 10 años.

7.- Reyal Urbis: A mediados de 2011, Reyal Urbis comunicó al mercado que “ante el continuado deterioro de la situación general del sector inmobiliario” comenzaba un proceso de negociación con sus acreedores para garantizar su actividad en el medio y largo plazo. Desde entonces, la dirección de la compañía, presidida por Rafael Santamaría, intentó alcanzar un acuerdo con los diferentes acreedores. Se rindió en febrero de 2013.

Se acogió a un concurso voluntario de acreedores tras no lograr un acuerdo con sus bancos para refinanciar la deuda de unos 3.600 millones de euros que actualmente soporta.